jueves, 22 de abril de 2010

El bar recto



Este bar se llama recto no precisamente porque sea un bar sin curvas, sino porque es, precisamente eso, un recto. Aunque bueno, realmente es todo un aparato digestivo al completo, con su lengua, su estómago, sus intestinos y su ano. Las fotos hablan por si solas.





Este bar te lo puedes encontrar en Viena y, por suerte, no tendrás que entrar o salir por el ano. Bueno, a menos que haya una emergencia, ya que es precisamente eso, una salida de emergencia. O un ano de emergencia, vamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada