martes, 6 de abril de 2010

A los australianos no les gusta la pizza genital


Damien Eve y Sarah Budarick son dueños de una pizzería en Australia (por allá abajo). Decidieron dar un empuje a su negocio tirando de “marketing inteligente” como dicen ellos. Así que Sarah, buscando una imagen fresca, provocadora y apetecible para que el consumidor tuviese ganas de comerse una jugosa pizza diseñó una imagen para su negocio.

No sabemos por qué pensó que lo más adecuado era hacer el esbozo de una mujer desnuda sosteniendo un par de chiles y llevando un pedazo de pizza en sus partes pudentas. La señora Budarick títuló a su obra “una porción de cielo”.

Claro, uno piensa que comer de esa parte nata, una cereza o una pieza de sushi puede ser sexy, pero la idea de tomar del sexo de una mujer un pedazo de masa con varios quesos grasientos, aceitunas y salchichón a muchos les parece repulsiva (no digamos si encima tiene anchoas).

Además varios clientes han denunciado a la pizzería por hacer “apología de la pornografía y del mal gusto” en un ambiente en el que se mueven muchos adolescentes. Ya saben: Si eres adolescente y ves una imagen así pensarás que es buena idea dejar embarazada a tu novia.

En fin… el caso es que la policía ha visitado varias veces el local y no para tomar una ración de “cuatro estaciones”. Los Budarick no entienden por qué hay tanta polémica y, por su parte, la Advertising Standards Bureau, que controla el tema de la publicidad y esas cosas, dice que la imagen no vulnera ningún tipo de norma: se trata de un sencillo dibujo y no es realmente una imagen con una carga sexual explícita. Pese a eso tienen que mandar que haya una investigación pues se ha recibido una denuncia formal.

No sabemos qué pasará con la pizzería (ya saben que algunas veces la mejor publicidad es la mala publicidad). Ahora bien, eso me ha hecho pensar si realmente Eva y Adán eran los encargados de un vivero o de una tienda de productos derivados de la uva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada